Paseo del Espoloncillo

Tercera etapa del tercer paseo literario

[1]

external image 10284007.e6be4cd7.560.jpgCastilla

El ciego sol se estrella
en las duras aristas de las armas,
llaga de luz los petos y espaldares
y flamea en las puntas de las lanzas.
El ciego sol, la sed y la fatiga.
Por la terrible estepa castellana,
al destierro, con doce de los suyos
—polvo, sudor y hierro— el Cid cabalga.
Cerrado está el mesón a piedra y lodo...
nadie responde. Al pomo de la espada
y al cuento de las picas el postigo
va a ceder... ¡Quema el sol, el aire abrasa!
A los terribles golpes
de eco ronco, una voz pura, de plata
y de cristal responde... Hay una niña
muy débil y muy blanca
en el umbral. Es toda
ojos azules y en los ojos lágrimas.
Oro pálido nimba
su carita curiosa y asustada.
—Buen Cid, pasad... El rey nos dará muerte,
arruinará la casa,
y sembrará de sal el pobre campo
que mi padre trabaja...
Idos. El cielo os colme de venturas...
¡En nuestro mal, oh Cid, no ganáis nada!
Calla la niña y llora sin gemido...
Un sollozo infantil cruza la escuadra
de feroces guerreros;
y una voz inflexible grita: "¡En marcha!".
El ciego sol, la sed y la fatiga.
Por la terrible estepa castellana,
al destierro, con doce de los suyos,
—polvo, sudor y hierro— el Cid cabalga.

Manuel Machado, Alma


Alejóse de la puerta,
por Burgos cabalgaba,
lexternal image 10284005.eb156080.500.jpglegó a Santa María
al punto descabalgaba,
hincóse de rodillas,
de corazón rogaba.
Acabada la oración,
luego a caballo montaba;
salió por la puerta,
y el Arlanzón pasaba.
Junto a la ciudad de Burgos,
en la glera acampaba,
hincaba la tienda,
y al punto descabalgaba.
Mio Cid Ruy Díaz,
el que en buena ciñó espada,
acampó en la glera, porque
nadie le acogiese en su casa;
en derredor de él,
mucha y buena gente de armas.
Así acampó Mio Cid,
cual si estuviera en montaña.

Poema del Cid

Segunda etapa Retorno al plano Cuarta etapa
  1. ^ En la obra de Fernando Ortega Barriuso Burgos, paseos literarios, los siguientes textos se incluyen en el quinto paseo, que se desvía puntualmente de su ruta para alcanzar el hito cidiano aquí reproducido.